14 septiembre 2017

Carta al Presidente de Liberbank ante sus estupefacientes declaraciones en la prensa acerca del ERE y los cierres de Oficinas



Carta al Presidente de Liberbank ante sus estupefacientes declaraciones en la prensa acerca del ERE y los cierres de Oficinas

Cuando ya, ingenuos que somos, creíamos que lo habíamos visto todo en materia de medias verdades, mentiras de las de toda la vida y posverdades de las de ahora, el Presidente de Liberbank nos sorprende con unas declaraciones a la prensa que, a nuestro entender, demuestran, en el mejor de los casos, una preocupante falta de conexión con la realidad.

Una vez repuestos, infusión de tila y azahar mediante, de la impresión provocada por estas declaraciones (que reproducimos a continuación), publicamos la carta que hemos remitido al presidente de Liberbank.

Esperamos (sentados por si acaso, que ya estamos en una edad muy mala) respuesta.

El presidente de Liberbank recuerda que el ERE fue negociado y aceptado.

Pedro Rivero asegura que los sindicatos «están en su derecho» de impugnar y destaca que el personal que «no quiera acogerse al mismo, no lo hará»

El presidente de Liberbank, Pedro Rivero, ha señalado hoy, sobre el señalamiento del juicio por el último Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en la Audiencia Nacional, que los sindicatos que lo han impugnado "están en su derecho", pero ha recordado que fue "negociado y aceptado y de carácter voluntario".

Rivero, que ha participado hoy en Cáceres en la clausura de un curso de banca comercial para jóvenes desempleados, ha aclarado a los periodistas sobre el juicio programado para el próximo 21 de noviembre, que el personal que "no quiera acogerse al mismo, no lo hará".

El presidente de Liberbank ha manifestado que "todo el mundo tiene derecho a impugnar el ERE", pero lo fundamental es que es voluntario y que "al que no le parezca bien, tiene derecho a decir que no". En cuanto al momento que vive la banca, ha señalado que es una época de cambio, sobre todo respecto a la digitalización y a la atención personalizada al cliente.

Para ello, según Rivero, se está buscando una transición en la que se combine los dos tipos de clientes que existen: los que quieren seguir yendo a las sucursales y los que no pero sí desean estar informados de los productos que les puede ofrecer la banca.

El problema de todo esto, ha planteado, es el cómo utilizar la digitalización para acercar al cliente y "quitar eso de la cabeza de que los bancos están cerrando sucursales". "No nos apetece cerrar ninguna sucursal, nos las cierran los clientes", ha aseverado.

Si los nuevos clientes prefieren la comunicación virtual, "tendremos que hacerlo por ahí, y si los que tenemos ahora prefieren ir a la sucursal, tendremos que hacer esa combinación de transición para atenderlos a todos", ha explicado Rivero. En cuanto si Extremadura sigue siendo referente para la entidad, el presidente de Liberbank ha respondido es así al igual que en las otras tres regiones en las que están -Castilla La Mancha, Cantabria y Asturias.

Carta de la CSI de Cajastur/Liberbank a la atención de Don Pedro Rivero, Presidente de la entidad
“Muy señor nuestro: ante las declaraciones efectuadas por usted en el día de hoy y recogidas por la prensa, desde la CSI (Corriente Sindical de Izquierda) modesto (y molesto) sindicato mayoritario en lo que fue Caja de Ahorros de Asturias, ahora, para nuestra desgracia, Liberbank Asturias, le remitimos esta misiva a la que, aunque entendemos que un puesto de tanta importancia como el que ostenta no le permita el contacto con los empleados de a pie y los clientes de carne y hueso de la entidad, esperamos dé respuesta para aclarar las dudas y las expectativas que las declaraciones citadas pueden generar entre trabajadores y clientes de Liberbank.
Afirma usted que el ERE actual fue "negociado y aceptado y de carácter voluntario" y que el personal que "no quiera acogerse al mismo, no lo hará".
Ante esto le recordamos que el modelo de negociación de los EREs de Liberbank, dejando fuera a los sindicatos que no somos cómplices de la estrategia de recortes a los trabajadores diseñada por el Consejero Delegado y aprobado por el Consejo de Administración que se autoimponen salarios y retribuciones absolutamente intolerables ya ha sido declarado ilegal por la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo, a instancias de los recursos presentados por varios sindicatos, entre ellos la CSI.
A la dirección de Liberbank le cabe el deshonor de haber sido condenada, junto con CCOO y UGT, por violar los derechos constitucionales referidos a la Libertad Sindical del resto de los sindicatos de la entidad, por lo que resulta lógico poner, como mínimo, en cuarentena esa afirmación de este ERE ha sido “negociado y aceptado”.
Por otro lado, resulta cuanto menos chocante su afirmación de que este ERE es de carácter voluntario, y su insistencia en que el personal “que no quiera acogerse al mismo, no lo hará”.
A menos que los trabajadores de Liberbank no estemos bien informados, el recorte salarial del 10% a que se nos somete durante dos años y medio en virtud de este ERE y la posibilidad de que se nos aplique, como ha venido haciendo la dirección de la entidad en virtud de los anteriores ERES fraudulentos, la movilidad geográfica ilimitada como medida para forzar el despido disfrazándolo de baja voluntaria no son en modo alguno voluntarios.
Si nosotros estamos equivocados, rogamos que desde su puesto de Presidente de Liberbank aclare este extremo al departamento de Recursos Humanos para que habiliten el mecanismo necesario con el fin de que quienes no estamos dispuestos a seguir regalando parte de nuestro salario y de nuestros derechos a quienes han demostrado sobradamente su falta de capacidad para dirigir esta entidad podamos darnos de baja de este ERE.
Nada nos alegraría más que estar equivocados esta vez, pero como nos tememos que tenemos toda la razón al decir que los recortes salariales y la movilidad geográfica ilimitada contenidos en este ERE son absolutamente obligatorios, le rogaríamos rectificase públicamente sus desafortunadas declaraciones que no hacen más que aportar más confusión a una situación ya muy confusa por sí misma.
Más allá de tomarnos con un poco de esa ironía que necesitamos para sobrevivir a todos los atropellos de la dirección de Liberbank  y para no hundirnos en el pozo de la depresión a la que nos aboca su gestión, consideramos que sus declaraciones acerca del cierre de oficinas son un insulto a nuestros clientes y los trabajadores que hemos visto como se han ordenado y ejecutado dichos cierres sin el menor respeto a los derechos de quienes, durante muchos años, han sido leales a nuestras cajas y siguen siendo, hoy en día, nuestra más numerosa clientela.
 Afirmar que "no nos apetece cerrar ninguna sucursal, nos las cierran los clientes", y que (hay que)"quitar eso de la cabeza de que los bancos están cerrando sucursales" es una temeridad intolerable, una mentira fácilmente demostrable y un desafío a la realidad que todos conocemos, más aún quienes trabajamos en oficinas y atendemos a clientes de carne y hueso, no a esos “nuevos clientes” imaginarios a los que usted hace referencia en sus declaraciones y, en mayor grado quienes, como los delegados de la CSI de Cajastur/Liberbank que hemos participado en numerosas movilizaciones junto con clientes de la oficinas que ustedes han cerrado para protestar por dichos cierres que condenan a la falta de servicios bancarios a muchas localidades y a muchas personas que tienen derecho a dichos servicios.
Le remitimos esta carta a la espera de una respuesta que aclare o rectifique sus declaraciones. 
Que no nos llamen ilusos porque tengamos una ilusión.”
En todo caso, a seguir en la pelea.
Por la cuenta que nos trae a todos.
14 de septiembre de 2017


09 septiembre 2017

21 de noviembre, juicio en la Audiencia Nacional por el nuevo ERE fraudulento




21 de noviembre, juicio en la Audiencia Nacional por el nuevo ERE fraudulento

La Audiencia Nacional ha señalado para el día 21 de noviembre próximo la vista por las demandas presentadas por CSI, APECASYC y CSICA contra el nuevo ERE fraudulento firmado (una vez más) deprisa y corriendo y de espaldas a los trabajadores por el habitual tándem dirección de Liberbank/sindicalistas del régimen.

Como demandados figuran la empresa y ese extraño (o no tanto) conglomerado de sindicatos y charangas varias de Banco CCM, sus franquicias en Liberbank y sus muchachos de los recados en Asturias (CCOO, UGT, CSIF, STC/CIC y la Candidatura Independiente de Servicios Centrales de Asturias y Oficina Principal de Oviedo).

Las noticias de los últimos días acerca de las maniobras del consejero delegado y sus socios en el consejo de administración de Liberbank en defensa de sus particulares intereses y su permanencia en los sillones directivos no hacen más que reforzar la evidencia de que este nuevo ERE es tan fraudulento y tan injustificable como los anteriores (más concretamente, como afirmaba el sindicalismo del régimen un par de telediarios antes de firmar antes de firmarlo, es “injustificado e injustificable”).

Aunque en breve dedicaremos una circular específica a este nuevo episodio de la saga interminable “Limpieza de activos tóxicos, préstamos y créditos incobrables apuntados en una barra de hielo y financiación de la burbuja inmobiliaria ligada a la corrupción política” que lleva camino de hacerse eterna sin que el responsable de esta nefasta gestión tenga que responder por ella (de momento), señalamos una perla de este cuento de la lechera neoliberal que ya, de tantas veces escuchado, ya resulta vomitivo.

En la presentación oficial de esta nueva milonga, el equipo directivo de Liberbank afirma (en inglés y todo) lo siguiente:

“Dividend payout

Target to resume cash dividend policy in 2018 (20% payout) increasing the payout ratio thereafter to 40% in 2020.”

Traducido más o menos al román paladino, para que podamos entenderlo los que no somos ni profesores de universidad ni CEO,s ni nada por el estilo, parece ser que, mientras se nos siguen recortando nuestros salarios (y se sigue aprobando la movilidad geográfica ilimitada como arma de amedrentamiento masivo), van a destinarse el 20% de los beneficios en 2018 para pagar dividendos a los accionistas en ese año, incrementado este porcentaje hasta el 40% en 2020.

A ti, que te parece?

A nosotros, exactamente lo mismo.

Por nuestra parte, ahí estaremos una vez más el día 21 de noviembre, defendiendo los derechos de todos los compañeros, mientras que al otro lado de la mesa en la Audiencia Nacional, defendiendo este nuevo atraco, estarán los abogados de la dirección (pagados con nuestros recortes), arropados por CCOO,  UGT, CSIF, STC/CIC y la Candidatura Independiente de Servicios Centrales de Asturias y Oficina Principal de Oviedo).

Al parecer, en la Audiencia Nacional, dado el crecimiento exponencial de sindicalistas firmantes de ERES fraudulentos en Liberbank, se está estudiando la necesidad de ampliar la sala de vistas por la parte que tradicionalmente ocupa la dirección de la empresa para evitar aglomeraciones y posibles avalanchas. También, teniendo en cuenta los recortes a la Justicia, se está considerando la posibilidad de habilitar el Santiago Bernabeu para este tipo de eventos masivos.

Desde la CSI, reiteramos una vez más lo dicho en anteriores ocasiones: vamos a los tribunales a que nos digan si esta nueva estafa es legal, puesto que este ERE es tan fraudulento como los anteriores y los trabajadores ya lo sabemos sin necesidad de preguntarlo en ningún sitio ni en ningún tribunal.

Lamentamos (muy relativamente) que los sindicalistas del régimen tengan que interrumpir sus vacaciones, más que merecidas después de haber estudiado (en cinco minutos) a fondo la propuesta de la dirección y haber llegado a la conclusión de que había que firmar este nuevo ERE fraudulento por el bien de los trabajadores que, aunque no tenemos capacidad para entender las bondades de los recortes y la movilidad geográfica con la misma rapidez que ellos, acabaremos haciéndolo con el tiempo gracias a su inestimable pedagogía.

En todo caso, a seguir en la pelea.

Por la cuenta que nos trae a todos.

9 de septiembre de 2017

Próxima circular: “Ampliación de capital: el saqueo continúa”

03 septiembre 2017

Reclamación SEPE prestaciones por desempleo



Reclamación por parte del SEPE de las prestaciones por desempleo percibidas durante la vigencia del primer ERE fraudulento

En vista de que, en algunas regiones, el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) había enviado cartas a los compañeros anunciando la reclamación de las prestaciones percibidas durante la vigencia del primer ERE fraudulento (de junio de a diciembre de 2013), desde la CSI nos hemos puesto en contacto con la dirección del SEPE en Asturias, para aclarar la situación.

En respuesta dicha consulta, desde el Servicio Público de Empleo Estatal en Asturias nos comunican que la semana próxima comenzarán los trámites de anulación del ERE 247/13, en cuando a lo referido a las prestaciones por desempleo percibidas de junio a diciembre de 2013.

El primer paso este proceso, será el envío de una comunicación, similar a la siguiente, a todos los empleados de Liberbank y Banco CCM que hayan percibido la préstación por desempleo en 2013:

Con fecha xx/xx/2017, la Dirección Provincial del Servicio Público de Empleo Estatal emitió resolución por la cual se le reconoce el derecho a percibir una prestación por desempleo del nivel contributivo

Según la información obrante en este Servicio Público de Empleo Estatal, en el reconocimiento de dicho derecho, o tras el mismo, se han producido determinadas circunstancias que podrían dejar sin efecto la resolución mencionada.

Dichas circunstancias consisten en:

- El cese en la relación laboral, por el que Ud. accedió a la prestación, fue impugnado, y como consecuencia de dicha impugnación ha sido readmitido en su puesto de trabajo, con fecha de efectos, la misma del cese, siéndole abonados los salarios dejados de percibir desde esa fecha.

- Según lo prescrito en el art. 282 del Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social, aprobado por Real Decreto Legislativo 8/2015 de 30 de octubre, la percepción de las prestaciones por desempleo es incompatible con el trabajo por cuenta ajena.

La Sentencia del Tribunal Supremo de 21-6-2017, confirma la nulidad del ERE 247/2013, por lo que procede la revocación y reclamación por responsabilidad empresarial, de las prestaciones percibidas por el trabajador por un importe de xxxx euros, correspondientes al periodo comprendido entre xx junio 2013 a 30 diciembre 2013, que será reclamada a dicha empresa.

Por ello se le comunica que se ha iniciado un procedimiento de revisión del acto administrativo de reconocimiento, con propuesta de revocación del mismo.

De acuerdo con lo dispuesto en el artículo 108 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas, se ha procedido a cursar una baja cautelar en su derecho, con fecha xx/06/2013, en tanto se sustancia el procedimiento.

De prosperar el expediente de revocación, las cantidades percibidas al amparo del derecho que se revoca, se compensarán con los salarios dejados de percibir que debe abonarle el empleador, hasta el límite de dichos salarios. Si por cualquier circunstancia, esta compensación no pudiera realizarse, o la cantidad a compensar fuera superior a los mencionados salarios, se considerarán dichas cantidades, o el monto restante, en su caso, como indebidamente percibidos y se iniciará el procedimiento para su resarcimiento, de acuerdo con lo establecido en el art 268 del mencionado Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social.

De no estar conforme con lo anterior, dispone de un plazo de 10 días para formular, por escrito, ante la Dirección Provincial del Público de Empleo Estatal, las alegaciones que estime convienen a su derecho.

Transcurrido dicho plazo, se emitirá la resolución correspondiente.

En cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 21.4 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas, se le informa de lo siguiente:

El N.º del expediente que se inicia con esta Comunicación es el de su D. N. I. o N. I. E.

El Servicio Público de Empleo Estatal, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 21.3 de la citada Ley 39/2015, de 1 de octubre, dispone de un plazo de tres meses, desde la fecha del presente acuerdo para notificarle la resolución pertinente. Transcurrido dicho plazo, según lo establecido en el artículo 25.1.b), se producirá la caducidad del procedimiento y se ordenará el archivo de las actuaciones, sin perjuicio de que el Servicio Público de Empleo Estatal pueda instar el inicio de un nuevo procedimiento, si la acción no hubiera prescrito.

Desde el SEPE nos previenen de la mención a “cese en la relación laboral” y a un plazo de 10 días para formular alegaciones indicando que es el procedimiento legal establecido para esta clase de comunicaciones y no debemos presentar alegaciones, pues eso retrasaría la solución de la situación.

El SEPE reclamará a la empresa la devolución de las prestaciones por desempleo percibidas por los trabajadores, en concepto de deuda por responsabilidad empresarial.

Reiteramos que ningún trabajador tiene que realizar ningún trámite particular con el SEPE, siempre y cuando la comunicación recibida vaya en los términos mencionados. En todo caso, ante cualquier duda, podéis poneros en contacto con los delegados de la CSI.

La previsión es finalizar el trámite con cada trabajador en un mes o, a lo sumo, en dos meses, con lo que podría quedarse sin cobrar la prestación de desempleo durante un mes, pero al mes siguiente debería compensarse la situación. Asimismo, en algunas regiones con gran número de trabajadores, el ingente trabajo a desarrollar obligará a realizar la tramitación en varias fases, con lo que proceso descrito podría iniciarse para algunos trabajadores en el mes de octubre o, incluso, en noviembre; estando previsto finalizar totalmente el proceso en el mes de diciembre del presente año.

Teniendo en cuenta que podrían aplicarse ligeras variaciones según el criterio de cada oficina regional de Empleo, aclarar que se reclamarán a la empresa las prestaciones de todos los trabajadores que en 2013 fueron gestionadas a través de dicha empresa; esto incluye también al personal que actualmente ya no presta servicios en la empresa.

Obviamente, damos por sentado que, por mucho que crean estar por encima de normas, leyes y sentencias, a la dirección de Liberbank no le queda más remedio que cumplir con su obligación de devolver estas prestaciones al SEPE y abonarnos a los trabajadores el resto de lo descontado ilegalmente en base al ERE fraudulento anulado por los tribunales, al margen de cualquier delirante recurso que presenten ante el Tribunal Constitucional, las Naciones Unidas, el TTIP o la Liga para la Defensa del Derecho de los Banqueros de Ocasión a Pasarse por el Orto los Derechos y la Dignidad de los Trabajadores.

En todo caso, desde la CSI, a seguir en la pelea.

Por la cuenta que nos trae a todos.

3 de septiembre de 2017

P.D.: en todo este proceso de recuperación de lo ilegalmente descontado en función del primer ERE fraudulento, estamos asistiendo a un lamentable espectáculo de oportunismo sin escrúpulos por parte de los dirigentes de algunos sindicatos que, sin haber tenido arte ni parte en la pelea legal (de la otra, ni hablamos) contra los ERES fraudulentos (y las medidas unilaterales previas a dicho ERE, que también, por mucho que les duela, fueron anuladas en base a la petición de información contable efectuada por la CSI en la mesa de negociación y no proporcionada por la dirección) más bien al contrario, pretenden tomarnos por tontos a los trabajadores llenándose el pecho de medallas de corcho por hazañas bélicas absolutamente inventadas.

Al oportunismo, hay que sumar otro mal de nuestro tiempo en Cajastur/Liberbank: el cuñadismo sindical, representado por esos (y esas) dirigentes sindicales que, según sus circulares, saben cuándo hay que firmar un ERE sin necesidad de informar ni consultar a los trabajadores (ya nos iremos dando cuenta de las bondades de los recortes poco a poco, que no todos somos tan listos como ellos y ellas), que tienen, según presumen, unos conocimientos contables y jurídicos fuera de lo común que les permiten analizar las cuentas que presenta la dirección para justificar el ERE en cinco minutos y regalarle a dicha dirección 27 días de proceso negociador y unos asesores legales superlativos (aunque dichos asesores nunca en su vida hayan combatido, y, mucho menos, derrotado un ERE),  y que, en definitiva, al igual que lo hicieron en su momento con el acuerdo del 25 de enero del 99 en Cajastur (es bueno preguntar y preguntarse dónde estaban en aquel tiempo estos representantes del cuñadismo sindical que siguen dando lecciones), siempre se escudan en el manido argumento de la responsabilidad sindical para darles a sus traiciones y a su complicidad con la dirección un barniz de legitimidad del que, y a los hechos nos remitimos, carecen totalmente.

Por mucho que se empeñen, los hechos son tozudos y la realidad es obstinada: los recortes y los ERES en Cajastur y en Liberbank, lejos de garantizar los puestos de trabajo o de blindarnos ante futuros recortes, sólo han servido para financiar un modelo de gestión absolutamente nefasto que ha demostrado sobradamente su falta de eficacia y su falta de escrúpulos.

Los sindicalistas que firman estos recortes y estos ERES son cómplices activos del deterioro de nuestras condiciones laborales y personales.

La verdad es la verdad, dígala Agamenón o dígala la Corriente.